Ir al contenido principal

Sólo tu mi Dios


Sólo tu Dios

¡Sinceramente perdí la cuenta! Son incontables las veces que a lo largo de mi vida he visto obrar a Dios. No puedo imaginar ni concebir mi vida sin su mano salvadora y sanadora que siempre me ha sostenido. Su eterno y fiel amor no dejan nunca de conmoverme y emocionarme.

¿Quién sino Jehová?  Siempre dispuesto a socorrerme y auxiliarme. Nunca se agota de sorprenderme. Él es la pasión que mueve mi vida. El murmullo suave y delicado que siempre me repite que me ama. El latido que acelera mi corazón rendido en adoración. La canción que me eleva y me lleva a olvidarme de todo.

Estallo y caigo rendida de rodillas en agradecimiento al Amado de mi vida. A mi verdadero y gran amor. El Príncipe y héroe de la historia de toda mi existencia.
Mi corazón agradecido llora conmovido. Porque de no haber sido por él estuviera seca, muerta, vacía y errabunda. Quizás muchos no puedan comprender la pasión que me mueve, pero es que yo sé que mi redentor vive. Sólo yo sé cómo ha sido conmigo. Cómo me ha librado y guardado de muerte y peligros.

A Dios lo prefiero por encima de todo. Más allá de mis anhelos, de mis tristezas y de mis sueños. Prefiero que me falte el aire y no el oxígeno de su presencia y de su amor. Su amor que me hace caminar en tormentas. Su amor que contra pronósticos negativos me hace descansar en su palabra. La fe que me inyecta la evidencia de cómo ha obrado en mi vida. Sencillamente mi expresión no alcanza decir la profundidad de lo qué significa poder contar con mi fiel e incondicional Señor de señores y rey de mi vida. Pero quiero que en mis letras quede evidenciado que hasta el último suspiro de mi vida quiero amarle, servirle, honrarle y agradarle solo a él. Sólo ante él quiero inclinarme y rendirle como adoración cada segundo del tiempo de mis días.

Autora: Brendaliz Avilés
Escrito para: www.brendalizaviles.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

CARTA PARA UNA MADRE QUE HA PERDIDO A SU BEBÉ

CARTA PARA UNA MADRE QUE HA PERDIDO A SU BEBÉ

Sé que no existen las palabras suficientes para consolar ante una pérdida tan grande, pero con mucho respeto y amor dedico esta carta a una madre que perdió a su bebé de dos días de nacida. Espero que de alguna manera reciba consuelo y que a través de ella encuentre fortaleza.

Querida Mamá:

Sé que el momento que ahora estás viviendo no es el mejor. Que el dolor que sientes en tu corazón es difícil de calmar y que las ilusiones y los planes que habías construido para mí, ya no existen.

Mientras estuve en tu vientre sentí todo ese amor que tenías para mí. Sé que nuevos sentimientos, sensaciones y emociones experimentaste porque yo crecía dentro de ti. ¡Es tan maravilloso el vínculo que pueden tener las madres con sus hijos!

Sé también que todo estaba preparado para mi llegada, que rebosabas de alegría y esperanza. Pero a pesar de que nací, fue breve mi momento aquí en la tierra. Dios quiso que volviera al cielo y que tú desarrollaras una fortalez…

Mensajes Para Mamá

¡FELIZ CUMPLEAÑOS QUERIDA AMIGA MÍA!

Hola:
Hoy deseo brindar a través de este escrito un sencillo homenaje o regalo especial a una amiga muy querida de México. Ella se llama Rosa María Baeza, cariñosamente llamada Bindi por algunos de los que tenemos el honor de llamarla amiga. El pasado 6 de julio ella cumplió años y yo quería darle algo especial. Aunque ya esa fecha pasó, creo que nunca es tarde para hacerle llegar un regalo directo de mi corazón. Cariñosamente nos decimos "comadres". Ella tiene todo mi respeto y admiración por ser exactamente quien es y por ese corazón tan tierno y sensible en el que caben muchos. Amiga, que Dios te siga inspirando para que sigas escribiendo y mostrando al mundo tus hermosos versos y escritos. Te quiero mucho.

¡Feliz Cumpleaños Querida Amiga Mía!

Es tu cumpleaños y yo quisiera obsequiarte algo muy especial.
Un regalo que no lo borre el paso del tiempo, ni pierda su valor con los años.
Tú mereces que se sucedan las mejores cosas…
Un cielo infinito de estrellas, una armonía de sonr…